Publicado el: 3 de agosto, 2022Te tomará solo 4,3 minutos leerlo

¿Qué son las metas personales?

Las metas personales son esos sueños o ideas etéreas que queremos materializar, en lo personal, familiar, laboral, económico o sentimental. A las cuales le invertimos recursos, tiempo y esfuerzo para alcanzarlas.

El objetivo de muchas metas personales no es económico o académico, sino más bien de satisfacción personal.

Por ejemplo, te propones a ahorrar dinero por un año entero para lograr tu meta personal de irte a viajar por todo un mes a algún país al que siempre has querido ir; o quizás te inscribiste en una academia de música porque desde niño siempre quisiste aprender a tocar un instrumento musical.

Ninguna de estas cosas, a simple vista, dejan una ganancia económica o intelectual específica, de hecho, que generan gastos, pero la motivación, satisfacción personal y la realización interna de que lograste cumplir un sueño hace que valga el esfuerzo.

Las metas personales vienen a ser esos destinos en nuestra vida a dónde siempre quisimos llegar, esos sueños que no nos dejan en paz hasta verlos hechos realidad.

Sin embargo, para alcanzar metas se necesita seguir una ruta específica, trazar un plan, tener una estrategia y trabajar duro. Todo logro importante en nuestras vidas tiene un precio.

Saber cómo definir correctamente nuestras metas personales es sin duda de vital importancia para enfocarnos en los objetivos correctos. Es debido a eso que, aquí, te vamos a decir todo lo que necesitas saber acerca de las metas personales y cómo llevarlas a cabo.

Por lo que, si quieres plantearte metas personales claras y seguras, quédate hasta el final y aprende mucho más acerca de este tema.

Diferencia entre objetivos y metas personales

Los objetivos son puntos a alcanzar específicos, por ejemplo, un objetivo puede ser aprobar un examen con la mayor calificación posible, mientras que las metas son el punto final del proceso, siguiendo el ejemplo anterior, si el objetivo era aprobar un examen, la meta sería ganar el curso completo y graduarte.

El periodo en que se logran los objetivos es corto, mientras que las metas se dan a largo plazo.

Podemos decir que esta es una de las dudas más comunes que las personas tienen con respecto a este tema, pues no saben si lo que se proponen es una meta personal o un objetivo.

Como ya te lo explicamos, es relativamente fácil diferenciarlas, si tu propósito es lograr algo especifico a corto plazo y es solo una parte de un plan mayor, esto es un objetivo. Si tu propósito es lograr algo a gran escala que requiere varios pasos intermedios para llegar ahí, pues eso es una meta personal. Así de simple.

¿Por qué es importante fijarse metas personales?

Cuando tienes una meta que te apasiona, tu mente no piensa en otra cosa más que en cómo alcanzarla. Sueñas con eso, solo hablas de eso, vives para eso. El cerebro no divaga en temas secundarios que te sacan de tus objetivos inmediatos ni de tu meta a largo plazo.

El secreto para alcanzar tus metas personales es la planificación de tu tiempo

La única forma de mantenerse activo y enfocado en tus metas personales es haciendo cálculos realistas.

El mayor obstáculo de muchas metas personales es algo tan simple como el no descansar. Así como lo lees, la mala administración de nuestro tiempo quema literalmente nuestras reservas de energía y nos vuelve ineficientes a la hora de querer lograr múltiples objetivos al mismo tiempo y hace que muchos fracasen en sus metas.

Muchos queremos abarcar mucho y muy rápido, por el afán de querer llegar pronto a nuestras metas personales, pero terminamos sin energía o enfermos a medio camino y nuestras metas se ven pausadas o desechadas por falta de tiempo, salud o energía.

Debemos entender que, el día solo tiene 24 horas, de las cuales, ocupas por lo mínimo, una cuarta parte de él durmiendo para recuperarte físicamente y mentalmente. Otra parte la consumirá tu familia y tu trabajo o estudio y otra parte la gastarás en cosas monótonas como comer, caminar, conducir tu automóvil, etc.

Por lo que tus objetivos inmediatos y metas personales deben estar en una sintonía realista con tu vida actual, ya que si ignoras esto estás preparándote para fracasar irremediablemente.

A eso lo llamamos colocarse metas realistas, antes de fijar tus metas personales, calcula cuánto tiempo tienes, calcula tus descansos y prioridades, elimina lo innecesario y nunca sacrifiques lo vital (descanso y familia).

Una vez que tienes todo esto planificado, tendrás una idea más clara del tiempo que te tomará alcanzar esa meta, pero te aseguro que, aunque quizás dures más, llegaras de forma segura, al contrario que si lo haces sin planificar tu tiempo esto te causará grandes problemas en el camino y es muy probable que abandones tu propósito.

¿Cómo establecer un plan para alcanzar tus objetivos inmediatos y tus metas personales a largo plazo?

Trabaja en metas que sean importantes para ti

No te molestes en empezar algo que no te apasiona porque de seguro no lo terminaras. Este es el primer paso para garantizar el éxito o el fracaso de un proyecto a largo plazo. Si tu mente y energía no están en eso, el objetivo no se logrará y la meta no alcanzará.

No se trata de actuar por emoción, pero si es importante que disfrutes todo el proceso, para poder conseguir tu objetivo, ya que habrá días buenos y otros no tan buenos que, si no disfrutas ni te apasiona, lo que haces será los momentos en que echaras todo por la borda.

Busca objetivos en los que puedas trabajar inmediatamente

Pensar en el futuro está muy bien, tener tu meta final clara es esencial, pero también es fundamental tener en cuenta que vivimos en el presente y muchos por quedarse pensando en el objetivo final nunca empiezan su plan.

Esto es muy común en los escritores, muchos ya saben de qué va su historia y sus personajes e incluso ya saben cómo finaliza su obra, pero todo esto solo está en sus mentes o notas dispersas, y muchos no logran sentarse y escribir el primer capítulo de la historia hasta por meses.

Trata de hacer un mapa o ruta hacia tus metas personales y subraya los pasos u objetivos necesarios para llegar a esas metas. De seguro habrá mas de un objetivo que puedes poner en marcha inmediatamente.

Por ponerte un ejemplo, digamos que una de tus metas personales es aprender a tocar la guitarra.

Cosas que debes preguntarte

  1. ¿Cuánto tiempo me tomará?
  2. ¿Cuántas academias de música hay en mi ciudad?
  3. ¿Qué horarios tienen y qué días tengo yo disponibilidad?
  4. ¿Cuánto es el costo y si puedo costearlo?

Una vez resueltas estas dudas iniciales, quizás te han dicho que el tiempo que te tomará en aprender de forma básica pero efectiva aprender a tocar guitarra es de un 1 año yendo 2 veces por semana por 2 horas, más la practica personal en tu casa.

Ya tienes una ruta y una meta clara.

Ahora, ¿Qué objetivos inmediatos puedes lograr para poner a andar ese plan y alcanzar esa meta?

  1. Planificar tu calendario
  2. Inscribirte en el curso
  3. Comprar una guitarra
  4. Practicar en casa lo visto en clase

Esto es solo un ejemplo sencillo de como planificar y echar a andar una de tantas metas personales que podríamos tener en mente.

El secreto está en la planificación.

About the Author: Dana Guzmán

Avatar De Dana Guzmán
Life & Fitness Coach, enseño a las personas a encontrar la mejor versión de si mismas. Escritora aficionada, creadora de contenidos.

¿Deseas ayudar a otros? ¡Comparte este artículo!